Origen e Historia de la París Fashion Week. La más importante de las cuatro grandes. (parte I)

Actualizado: 18 de nov de 2019



París capital de la moda...

Más allá del glamour, la fama, y los últimos acontecimientos en París, la pasarela de moda más importante de los cuatro grandes, (New York, Milán, Londres). Se encuentran historias detrás de sus diseñadores y marcas insignes.


En la actualidad, más que elegancia, patrimonio, mitos y leyendas que envuelven este gran epicentro de la moda de marcas icónicas y mediáticas, concurren diseñadores emergentes y marcas menos conocidas que muestran ese lado innovador, la transformación de gustos y los puntos de vista de las nuevas generaciones de creadores y consumidores de moda. Todo esto como un mensaje que no debemos ignorar, ni suponer. Porque la moda como fenómeno social nos comunica necesidades e inquietudes que debemos observar si deseamos permanecer vigentes en este complicado negocio.


Este post es parte de una serie de publicaciones sobre la semana de la moda en París, donde conoceremos un poco sobre la historia y claves de esta fashion week. El escenario de fondo es la convocatoria celebrada desde el pasado 23 de septiembre hasta el 1 de octubre de 2019, donde se presentaron las colecciones primavera / verano 2020. Conoceremos las propuestas de cada uno de los diseñadores para tener una idea de las tendencias, de los hechos más controvertidos como una forma de tomar el pulso al negocio que representa casi 3 % del PIB mundial.




La semana de moda de París colecciones primavera / verano 2020, en clave.






La sostenibilidad, preocupación por el cambio climático, la innovación y el impacto mediático que causó la irrupción de una asistente en el desfile de Chanel predominaron en la última y más importante pasarela de moda en este 2019.


Descubre vivencias e historias de los diseñadores famosos que hoy representan las casas de moda que más facturan en la actualidad.


Hazte una idea de quiénes son esos diseñadores emergentes que logran el sueño de presentarse en la semana de la moda de París.





Conociendo un poco la París Fashion Week.





Orígen de la París Fashion Week.


En los años 20 y 30, París ya bullía con los nombres más reconocidos: de la comodidad discreta de Coco Chanel a los experimentos surrealistas de Elsa Schiaparelli o los fluidos drapeados de Madeleine Vionnet. Los desfiles de entonces dejaron de lado las grandes fiestas en favor de presentaciones mucho más reducidas y personalizadas. Cada casa de modas enseñaba sus colecciones en un exclusivo evento privado, solo para clientes y con unas pocas modelos. Los diseños se guardaban con celo por el miedo a que alguien los copiara y, a años luz de la constelación de cámaras de hoy, los fotógrafos tenían prohibida terminantemente la entrada.


París comenzó a ponerse nerviosa con la pujante influencia de la industria de la moda neoyorquina, donde tras la guerra se había fomentado el apoyo a los diseñadores de Estados Unidos a través de la primera Press Week (semana para la prensa) de 1943. Pero la capital francesa contaba con un arma secreta: Christian Dior. En 1947, la primera colección de Dior: Corolle, a la que asistieron gran cantidad de periodistas de moda y que sí podía fotografiarse.


En los años 60, otra figura insigne, fue Yves Saint Laurent. Con el lanzamiento de su línea de prêt-à-porter en 1966, la que incluía su esmoquin, Saint Laurent marcó otro cambio de mentalidad que ahora se apoyaba firmemente en la cultura juvenil. El prêt-à-porter era el futuro.


La semana de la moda en París comenzó en 1973 y Milán fue la siguiente en 1976.


Aunque la primera semana de la moda se celebró en Nueva York, el evento en sí deriva de los desfiles de moda ("défilés de mode¨) en francés, en los salones de alta costura de París.

En la década de 1700, se llevaban a cabo desfiles de moda en París. Estas primeras exhibiciones se muestran en maniquíes solo para los clientes de los diseñadores. Charles Frederick Worth, comenzó a mostrar múltiples piezas juntas y Paul Poiret es el primero en organizar fiestas después de sus eventos.


La primera semana de la moda se había titulado La batalla de Versalles. Con la cual se subió al escenario la histórica tensión entre la moda parisina y neoyorquina enfrentando a cinco de los mejores diseñadores franceses contra cinco estadounidenses prácticamente desconocidos: se presentó a Yves Saint Laurent, Emanuel Ungaro, Christian Dior (con Marc Bohan), Pierre Cardin y Hubert de Givenchy del bando francés; y a Anne Klein, Halston, Oscar de la Renta, Bill Blass y Stephen Burrows en representación de EE.UU.


En la década de los 90, París dio la bienvenida a diseñadores británicos como John Galliano, quien se convertiría en director artístico de Dior en 1996, o Alexander McQueen, en Givenchy (1996-2001). Más recientemente, en julio de 2019, Stella McCartney ha unido fuerzas con el grupo de lujo francés LVMH para dar el empujón definitivo a la moda sostenible.




La Semana de la Moda que conocemos hoy.



La primera semana de la moda más organizada que conocemos hoy fue realizada por la Federación Francesa de Moda (Fédération Française de la Couture) en 1973, y se celebró originalmente en el Palacio de Versalles. La Chambre Syndicale de la Haute Couture estipuló que todas las casas de costura debían presentar cada temporada una colección de al menos 35 piezas entre looks de día y de noche. Las prendas solo podrían adquirirse por encargo y a medida, tras un largo proceso de confección y pruebas.


El nombre oficial en francés para la Semana de la Moda de París es Semaine des Createurs du Mode. Las fechas de la semana de la semana de la moda son determinadas por la Federación Francesa de Moda. Los desfiles se celebran en diversos lugares de toda la ciudad.


La semana de la moda en París, se celebra dos veces al año, por lo general en los meses de enero y septiembre de cada año, un momento en el que ciento de editores de moda, asistentes, estilistas, modelos y gran multitud de fans de la moda asisten a la capital francesa para ver que las tendencias de moda para el próximo año.


París es una de las cuatro citas de las Fashion Week internacionales junto con Nueva York, Londres y Milán, la Semana de la Moda de París es la culminación del ciclo anual de Fashion Weeks.




Haute Couture...



La llamada alta costura nació en París en los tiempos en que las señoras se cambiaban de vestido varias veces al día, dependiendo de la hora. Era una moda de alta calidad en cuanto al diseño y a la producción. La Cámara Sindical de la Alta Costura había sido fundada en 1868 como un sindicato de modistas para impedir que sus diseños fueran plagiados. El diseñador creaba los modelos a partir de una tela hecha de lino o muselina que llevaba su firma.


El término “Haute Couture” o “Alta Costura” nace en París a mediados del siglo XIX y es un término protegido por la ley. Según la cámara sindical de la alta costura parisina se refiere a la creación de ropa a la medida y sobre pedido de cada cliente.


Charles Frederick Worth, inglés de nacimiento, es considerado el padre de la alta costura, llega a París tras siete años de formación.Worth llegó a París desde su Inglaterra natal en 1845, cuando solo tenía 20 años. Fue el primer diseñador de moda de la historia del que se tenga conocimiento, pues antes de él la moda se basaba en los estilos de las cortes reales y los atuendos eran copiados por costureros anónimos que no tenían grandes conocimientos en la materia.


En 1858 funda junto a su socio, el sueco Boberg, su propia casa de moda en el número siete de la Rue de la Paix en París, de la que toma en 1871 la dirección en solitario, marcando así el comienzo de las pasarelas o desfiles de moda. Woth creaba diseños únicos para sus clientes, pero también hacía presentaciones de sus creaciones, que eran lucidas por modelos. Worth se ganó el prestigio a base de una clientela impecablemente vestida formada por miembros de la nobleza, actrices y "nuevas ricas", para las que hacía vestidos que carecían de ornamentación y buscaban siempre realzar la figura femenina. Sólo creaba un modelo por diseño y por tejido, de forma que cada vestido que salía de su taller era único e irrepetible. Entre sus innovaciones figuran presentar sus creaciones con modelos, crear colecciones anuales y firmar sus vestidos a mano.


Fue el primer diseñador en atribuirse la categoría de celebridad al firmar sus creaciones como se firman las piezas de arte y partir de su gran éxito, surgieron otras casas de moda, tales como Lanvin, Chanel, Schiaparelli, Balenciaga y Dior.


A principios del siglo XX, la moda seguía siendo generada casi en su totalidad en París, donde se creaban grandes espectáculos para presentarla, editores y compradores de todo el mundo llegaban a la ciudad de la luz y las prendas eran copiadas abiertamente para ser reproducidas en otras ciudades.


A principio de los años 50 la moda para las masas dio un giro y alcanzó un gran auge, y la alta costura sufrió un declive. A finales de la década de 1950, muchas de las casas de alta costura habían cerrado ante el avance del más barato prêt-à-porter


En ese momento las casas de moda deciden abrir sus líneas de negocio hacia el Prêt-à-Porter” y la “Alta Costura” deja de ser su principal fuente de ingresos, pero manteniendo sus colecciones a modo de mantener el prestigio que habían cosechado años atrás, pues siguen siendo un símbolo de status y elegancia y son usadas por las esferas más altas de la sociedad mundial.




Requisitos de la alta costura


Los herederos de Worth se unieron en 1868 en la Chambre Syndicale de la Couture Parisienne, y algún tiempo después se sentarían las bases y requisitos para considerar utilizar el término Alta Costura, que está protegido por las leyes de comercio francesas. Esas bases y requisitos, dibujados en 1945, se suavizaron en 1992


Para que una casa de moda pueda describirse como “alta costura” es necesario que cumpla los siguientes requisitos:

  • Las firmas deben presentar dos colecciones al año en París, que cuenten con un mínimo de 35 salidas (looks) entre diseños de día y noche.

  • Establecer, al menos, un atelier en París en el que se empleen como mínimo 20 artesanos trabajando a jornada completa, y que dediquen entre 100 y 1000 horas a cada prenda.

  • Garantizar la exclusividad de los tejidos utilizados.

  • Elaborar prendas a medida para cada clienta, a las que se realizan al menos tres pruebas antes de la entrega.

Como resultado, cada modelo suele tener tres ejemplares: uno para el desfile, otro para la clienta, y otro que formará parte de los archivos de la firma.


En total, la Cámara Sindical de la Alta Costura cuenta con 26 miembros, entre los que destacan los más antiguos, como Chanel o Christian Dior y algunas figuras nuevas, como los ingleses Ralph & Russo o la nueva etapa de Schiaparelli.







Miembros Cámara Sindical de la Alta Costura 2017



Coco Chanel Haute Couture Paris Fashion Week Christian Dior

Miembros oficiales

  • Adeline André

  • Alexandre Vauthier

  • Alexis Mabille

  • Chanel

  • Christian Dior

  • Franck Sorbier

  • Giambattista Valli

  • Givenchy

  • Jean-Paul Gaultier

  • Julien Fournié

  • Maison Margiela

  • Schiaparelli

  • Stéphane Rolland


Miembros extranjeros

  • Elie Saab

  • Elizabeth

  • Giorgio Armani

  • Valentino

  • Versace


Miembros invitados

  • Aganovich

  • Antonio Grimaldi

  • Azzaro

  • Christophe Josse

  • Hobeika Georges

  • Guo Pei

  • IrisVan Herpen

  • Casa Rabih Kayrouz

  • Ralph y Russo

  • Ronald Van DerKemp

  • Ulyana Sergeenko

  • Xuan

  • Yuima Nakazato

  • Zuhair Murad.




El difícil camino comercial de la alta costura.


Para muchas de las casas de moda de alta costura, algunas de ellas acreditadas desde 2016, las prendas a medida ya no son sus ingresos principales, ya que a menudo cuestan mucho más de lo que generan a través de ventas directas, cuentan con un modelo de negocio mixto, han hecho cambios para adaptarse a la nueva industria.


Versace por ejemplo dejó de hacer desfiles couture en 2002, en 2004 lo hizo Saint Laurent y Armani tuvo que dividirse y es por eso que nace Armani Privé. Lacroix cierra por bancarrota al depender completamente de hacer desfiles couture poco rentables. Y aunque casas por ejemplo como Giambattista Valli y Elie Saab facturan más por este negocio, no para todas ha sido igual el camino.


Vetements desde 2018 ha decidido por ejemplo hacer la anti alta costura y suprimió los vestidos de noche de sus colecciones desde ese momento, formando parte de los cambios en su idea de negocio disruptivo. Maison Margiela juega con las etiquetas además y ha introducido Sneakers a pasarelas haute.


El término artesanía se ha visto modificado mediante tecnología y hoy en día no va solo de pegar encajes y unir perlas, el 3D printing se está considerando también una forma de artesanía de este siglo, como por ejemplo la diseñadora Iris Van Herpen que incorpora diseños muy innovadores en la pasarela.


Couture Spring 2019 - Iris Van Herpen. Foto: http://www.livingly.com

Mi nostalgia futurista...


En una época de constantes cambios, donde se especula sobre la continuidad de la semana de moda como la conocemos hoy, los desfiles en París son más espectaculares que nunca. La norma para muchas marcas son los sets elaborados a medida de la ocasión, lo que ha dejado en París escenarios que replican desde estaciones de tren hasta supermercados o aeropuertos. Muchos de estos ambiciosos montajes vinieron de la mano de Karl Lagerfeld, que en su larga trayectoria en Chanel se empeñó en superarse cada temporada. Si hablamos de teatralidad, nadie como Louis Vuitton, Balenciaga o Rick Owens, por ahora, con un futuro incierto de los shows de moda, solo nos queda disfrutar, conocer y entender cada vez este fascinante negocio...




En las siguientes ediciones de estos posts continuaremos conociendo las marcas que se presentaron en esta edición, así como datos en información relevante.





No te pierdas los próximos posts...









32 vistas

Calle Alcalá 54, piso  4, izquierda 28014, Madrid, España.

 

Escríbenos para concertar una cita.

Contacto

T: 34-662495991

E: antonella@dicampo.com

  • Instagram Antonella Di Campo
  • Facebook Antonella Di Campo
  • Twitter - círculo blanco
  • Linkedin Antonella Di Campo

Suscribirse a nuestra lista de correos

© 2019 Todos los derechos reservados